Nota Prevención

ENFERMEDAD CORONARIA EN LA MUJER

La enfermedad coronaria no solo afecta a los hombres. También las mujeres están expuestas al riesgo de padecer alguna coronariopatía, por lo que es importante conocer cuales son los factores de riesgo que predisponen a su aparición, detectarlos precozmente y corregirlos, antes que aparezcan las complicaciones.

En el mundo industrializado, la principal causa de muerte en mujeres adultas es la enfermedad cardiovascular, entendiendo como tal la cardiopatía isquémica, la hipertensión arterial, la insuficiencia cardíaca y la enfermedad cerebrovascular.

La disminución de la concentración de estrógenos luego de la menopausia  es un punto de inflexión en la vida de una mujer. Se pierde la protección de estas hormonas sobre la pared arterial y si existen factores de riesgo, pueden provocar la obstrucción de las coronarias, llevando a la aparición de angina de pecho, infarto de miocardio o la forma más dramática de presentación de la cardiopatía isquémica, que es la muerte súbita.

Es fundamental saber cuales son los factores de riesgo coronario, y entender su significado. La hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, la diabetes, el tabaquismo, la obesidad y el sedentarismo predisponen a la enfermedad coronaria, y la historia familiar, es decir el antecedente de un padre que antes de los 55 años de edad, o la madre antes de los 65 años hayan padecido un evento coronario, aún sin otro factor detectable, aumenta el riesgo de una persona de presentar una cardiopatía isquémica.

Una mujer hipertensa tiene aproximadamente el triple de posibilidades de tener un ataque cardíaco en comparación con otra que no padezca hipertensión arterial. El cigarrillo duplica el riesgo de infarto, la diabetes se asocia a un riesgo que puede ser hasta 7 veces mayor que en la no diabética. Las dislipidemias (colesterol alto ) aumentan el riesgo de eventos no solo en función de los valores de colesterol total, sino también de los niveles de HDL colesterol (protector), LDL colesterol (dañino) y triglicéridos.

Asimismo, estos factores de riesgo interactúan entre ellos, sumándose y potenciándose,  por lo que la presencia de varios factores lleva a progresivos incrementos de riesgo. Existen tablas que permiten estimar el riesgo de eventos futuros en función de la cantidad de factores presentes y la magnitud de los mismos.

La medicina de hoy nos habla a diario de prevención y por lo tanto lo fundamental es detectar lo antes posible estos factores para poder corregirlos. Para ello es básico hacer controles médicos periódicos, “cuando estamos sanos”, para conocer cual es nuestra presión arterial, nuestro nivel de glucemia, colesterol y triglicéridos, a fin de iniciar el tratamiento ni bien se detecten anomalías.  Este tratamiento puede o no implicar el uso de medicamentos, ya que en etapas iniciales de enfermedad, muchas veces es suficiente el cambio de hábitos alimentarios y la implementación de un plan de actividad física para lograr un adecuado control. Si ello no es suficiente, se agregará la medicación requerida.

Cuando las arterias coronarias se obstruyen, provocan la disminución parcial o la falta total de llegada de sangre al corazón, provocando la falta de oxígeno y nutrientes, pudiendo llegar a provocar un infarto de miocardio si no se reestablece el flujo sanguíneo. El síntoma más frecuente de esta disminución de aporte de sangre, es el dolor de pecho, que generalmente tiene características especiales. Es una sensación de opresión intensa y  sostenida en el centro del pecho, que puede extenderse hacia el cuello y los brazos, en ocasiones la localización es predominantemente  a nivel de la espalda. Puede asociarse a naúseas, vómitos y sudor frío. También  pueda presentarse como sensación de falta de aire o agotamiento extremo e inexplicado.

Un infarto de miocardio es una situación crítica. La falta de aporte de sangre provoca la muerte de las células cardíacas que posteriormente serán reemplazadas por otras, que forman una cicatriz, y no tienen la capacidad de trabajo como las fibras miocárdicas.  Además, en las primeras 24 a 48 hs. luego del infarto, pueden aparecer arritmias de variada gravedad, que pueden hasta producir la muerte.

Por todo ello, es imprescindible que la consulta médica se haga en forma inmediata ante la aparición de síntomas sugestivos de enfermedad coronaria.  Existen hoy diversos métodos para reabrir una arteria coronaria que se ha ocluido, ya sea con uso de algunas drogas específicas que pueden disolver el coágulo, o mediante la realización de una angioplastía coronaria. Pero estos tratamientos son útiles cuando se hacen en las primeras horas del infarto, luego ya no sirven, y lamentablemente las estadísticas muestras que las mujeres consultan al médico mucho más tarde que los hombres. Así pierden oportunidades y aumentan el riesgo de muerte.

En general las mujeres tienen mayor mortalidad que los hombres cuando padecen enfermedad coronaria. En parte esto  está condicionado por la mayor edad de las mujeres y al mayor número de comorbilidades que suelen estar presentas al momento de aparición de la enfermedad. Pero también contribuyen a esta evolución desfavorable, la menor adherencia  al tratamiento médico posterior y la incorporación a programas de rehabilitación cardiovascular.

La toma de conciencia y la actitud activa permite disminuir los riesgos, aplazar la aparición de enfermedad cardiovascular y aumentar la expectativa de una mayor longevidad, de la mano de una mejor calidad de vida. Depende de cada mujer iniciar este camino positivo.

.

Dra. Ana María Salvati | Jefa Dto. de Cardiología de Clínica Modelo de Morón.

 

 

Más notas

 

Nota Nutrición

Prevención en el cáncer de próstata

La próstata es la glándula sexual del hombre encargada de producir el semen. Es del tamaño de una nuez y se encuentra debajo de la vejiga, rodeando a la uretra. A diferencia de otro tipo de cáncer, el de próstata se caracteriza por evolucionar de forma muy lenta y es extremadamente frecuente, aun cuando su causa exacta sea desconocida.

Nota Nutrición

A qué nos referimos con “Alimentación Saludable”?

Se entiende por “alimentación saludable” aquella que aporta la energía y los nutrientes esenciales que cada persona necesita para mantenerse sana. Aunque muchos factores genéticos, ambientales, de la conducta y culturales afectan la salud, la dieta es igualmente importante para promover la salud y prevenir las enfermedades.

Nota Servicio

Servicio de Terapia Intensiva Pediátrica

El avance tecnológico de las últimas décadas ha condicionado cambios en la modalidad de atención de patologías críticas, creándose en los centros de salud mundiales, unidades de cuidados críticos. Nuestra clínica, no ajena al avance de la medicina ha desarrollado, dentro del Servicio de pediatría, una Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos.

Ver todos los números de Actualidad Modelo

Novedades

 

COCINA SALUDABLE
BIENESTAR EMOCIONAL
BIENESTAR EMOCIONAL
Afrontar la decepción
TURNOS ONLINE

Call Center

 

En el contexto de la cuarentena por el corona virus, comunicamos que la atención del call center sera:
Lunes a Viernes de 7:00 a 20:00 hs.
Sábados de 7:00 a 14:00 hs.
manteniéndose habilitada la opción para tomar turnos por nuestra página web.

4133.1000
5627.1000

OPCION 2

Para agilizar la obtención de un turno, usted puede conocer los días y horarios de atención de nuestros Especialistas haciendo CLICK AQUI

Contacto

 

Clínica Modelo de Morón se encuentra estratégicamente ubicada en el centro de la ciudad de Morón y es el referente de salud de la Zona Oeste.

Dirección: R. O. del Uruguay 234, Morón
Teléfono: +54 11 4133.1000 | 5627.1000
E-mail: atencionalcliente@cmm.com.ar

Whatsapp